4  ideas para hacer con tu pequeño en la ventana de tu casa mientras llueve.

¡El clima por esta región del mundo está de locos! Me reí un montón con esta imagen que compartió una mamá en Facebook:

que onda

(Por cierto, si no te sabes la canción de Witzy Araña, puedes escucharla aquí) 😉

¡Y retomando!  El clima está tan loco, que debemos inventarnos actividades divertidas con los pequeños para no aburrirnos.  Aquí mis 4 ideas:

Lluvia

  1. Muéstrale la lluvia desde diferentes ventanas de tu casa.  Aunque la lluvia afuera sea la mismo, la perspectiva desde donde la miras no lo es. Lleva a tu pequeño por diferentes ventanas donde pueda ver la lluvia y enséñale lo que desde allí puede ver. Desde una gota, que baja por la ventana, millones que caen y golpean el  piso, hasta el carro del vecino que se moja sin parar.  La idea aquí es que comience a diferenciar los objetos lejanos de los cercanos, y las gotas de agua en la ventana son un momento perfecto para el juego de perspectivas.
  2. Usa crayolas para la ventana.  Los que me conocen saben que soy fan de la marca CRAYON. Encontré unas crayolas para dibujar en las ventanas muy útiles, no solo porque mi hija puede dibujar estando de pie, sino porque son gruesos y le ayudan a trabajar en su motricidad. Toma estos crayolas e invita tu pequeño a inspirarse en la ventana mientras ve caer la lluvia.  Puedes contarle un cuento, describirle lo que ves desde tu ventana y acompañarlo mientras se vuelve un artista dibujando lo que sea que tenga en su genial cabecita.  Será un excelente momento para que su imaginación se despierte mientras escuchan la lluvia caer. 😉
  3. Delinea figuras reales. Después de que tu pequeño haya jugado libremente con las crayolas en la ventana, invítalo ahora que delinee figuras que puedas colocar fácilmente en la ventana. Puedes comenzar con tu propia mano, delineándola tú para que le sirvas de ejemplo sobre lo que puede hacer posteriormente él. Procura utilizar figuras planas, sin relieve para que sea más fácil para tu pequeño. Es otra manera divertida de aprender figuras desde un ángulo diferente.
  4. Juega a empañar las ventanas. ¡Los vidrios empañados tienen un deseo incontenible de dibujar con los dedos!  (Si no me crees intenta no dibujar nada la próxima vez que estés en un carro y los vidrios se empañen) 😉 Esta es otra forma divertida de enseñarle a tu pequeño “otras” formas de dibujar y expresar su imaginación.  Debido a que el aire caliente se desvanece rápidamente en un vidrio frío, puedes aprovecharlo para animarlo a hacer sanas competencias mamá-hijo para hacer trazos libres con sus dedos.

¿Tienes otras actividades que podamos hacer en casa con los pequeños mientras llueve afuera?