Hoy no celebro mi cumpleaños.

35 añosHe vivido 35 años. Tres décadas y medio. 12775 días.

Nada de eso se compara con mis últimos dos años. 24 meses. 730 días. Ese fue el momento que descubrí que respirabas dentro de mí y mi corazón ahora y siempre te pertenecerían.

Cumplir en una fecha en particular dejó de tener importancia desde el primero día que te sostuve en mis brazos.

El tiempo entonces dejó de existir.

Ahora solo pienso, respiro y siento en ti.

Quiero llenarme de muchos años para seguir a tu lado redescubriendo el mundo, admirando tu manera gentil y dulce de percibir la vida, convirtiéndome en tu cómplice de aprendizajes, juegos y aventuras y que con tu suave voz continúes regalándome esas dos sílabas que cambiaron mi mundo: MAMÁ.

Hoy no celebro mi cumpleaños, celebro la dicha de tenerte a mi lado, porque he vivido 35 años, pero he redescubierto la vida en los últimos 18 meses.

¡Felices casi 18 meses hija mía!

¡Por la vida, nuestra vida! 😀