8 Consideraciones para recordar cuando inicies con la comida sólida para tu bebé

8 Consideraciones al momento de iniciar con la comida sólida para tu bebé

Carlos González, reconocido pediatra español y amado por muchas mamás que apoyamos la crianza diferente, estuvo en Guadalajara hace un tiempo y compartió una interesante charla sobre el apego, la crianza en brazos y por supuesto la ablactación (que no es más que el término científico para referirnos al proceso de introducir alimentos sólidos a nuestros bebés).

Sus aportes sobre este tema son invaluables y por eso quiero compartirlas:

1. Los sólidos para bebés tienen un sentido más educativo que nutricional: A veces las mamás nos preocupamos mucho porque nuestros bebés no comen y hacemos hasta lo imposible porque se coman lo que con amor hemos preparado. (Es quizá la razón por la cual tendemos a servirles TODO en presentación de papilla, bien molido para que no se “ahogue”. ERROR. La idea es que tu bebé descubra que además del biberón y el seno de mamá, existen además otros “utensilios” para la comida, como el plato, el cubierto, la cuchara y el vaso. Permite que tu bebé tenga una experiencia directa de saber qué son esos utensilios y cómo se utilizan.

2. La experiencia con los sólidos debe ser una experiencia feliz. Tu bebé está descubriendo algo nuevo y de acuerdo a su experiencia, rechazará o querrá repetir de nuevo esta experiencia. Déjalo que juegue con la comida, que se unte, que ensucie su ropa que disfrute esta primera vez con los alimentos. Seguramente tendremos que limpiar (una vez más), toda la casa, pero te aseguro que su experiencia y las fotos del momento serán un grato momento para recordar más adelante. 😉

3. La comida tiene diferentes texturas, no todo es papilla. En lugar de moler toda la comida para tu bebé, intenta cortarle trozos gruesos y grandes que él pueda tomar con su mano. Esto le permitirá descubrir que existen otras formas, texturas, colores, olores y por supuesto sabores que podrá conocer en su forma original.

4. Carne y Pollo mejor que verduras y frutas. El hierro es el primer nutriente que necesita tu bebé al momento de iniciar con la comida sólida. Cuando nacen, ellos mismos producen la cantidad de hierro suficiente para su cuerpo, pero a medida que crecen este nutriente debe ser proporcionado. Si continuas con la leche materna podrás estar tranquila porque todos los nutrientes que tu bebé necesita (menos el hierro), los brinda tu leche, así que prueba ofreciéndole grandes trozos de carne a tu bebé. No importa si aún no tiene dientes. Será un placer visual ver cómo succiona con fuerza esta carne. :) Si le das leche de fómula/en polvo a tu bebé, busca los nutrientes en las frutas o verduras, pero recuerda que el hierro es el principal nutriente que necesita para mantener con energía, despierto y por ende, comer. Así que buen provecho a los succionadores de carne :)

5. Ahogarse no es lo mismo que atragantarse. Atragantarse será un proceso por el que todos pasamos alguna vez (lo mismo que las caídas cuando comenzamos con los primeros pasos). Tu bebé se atragantará con agua, quizá algunos trozos de comida. Esto no es lo mismo que ahogarse. Y aquí te paso la siguiente consideración.

6. Evita que se ahogue. Comidas secas y con figuras geométricas definidas pueden ser peligrosas al momento de iniciar el proceso de ablactación. Evita las uvas enteras, los frutos secos, y otro tipo de comida que sea seco como las galletas que no se disuelven fácilmente con la saliva. Entre menos figura definida tenga el alimento y más “baboso” esté, mejor para iniciar con las comidas para tu bebé.

7. Mamá, bebé y comida permanecen juntos todo el tiempo. Recuerda que tu bebé está aprendiendo algo nuevo, por lo que debes asegurarte de estar junto el todo el tiempo mientras este comiendo. Recuerda que sus juegos, descubrimientos, experimentos y primeras experiencias con los sólidos deben ser momentos felices y controlados. Asegúrate que así sea permaneciendo a su lado todo el tiempo que él se tome para comer.

8. Las cucharas no son un avión. ¿Quieres que tu bebé llegue a los tres años y tu estar detrás de él persiguiéndolo con la cuchara por toda la casa para que se tome la sopa, o prefieres que a los tres años el solo pueda tomar la cuchara y el tenedor y pueda llevarse la comida a su boca (aunque aún se le caiga un poco)?. Ayuda a tu bebé a ser una persona independiente. Si le permites que desde el comienzo tenga la experiencia de tener un tenedor o una cuchara en sus manos y poco a poco le ayudas a llevarse la comida a la boca, no solo reforzaras sus ejercicios de coordinación y motricidad, sino que también le darás espacio para demostrarle que él también puede hacer las cosas solo. (Y esto será una lección bellísima para tu hijo sobre todo cuando llegue a la etapa de querer hacer todo solo) 😉

Y por último, te comparto la guía de están distribuyendo en Irlanda para enseñar a las mamás a introducir sólidos a sus bebés lactantes. (versión en inglés). Te recomiendo que mires con atención las imágenes de esta guía, porque son muy sencillas y claras. Ningún bebé come pero todos están felices! ¿Comienzas a ver cómo debe ser la experiencia de los alimentos con nuestros bebés?

comida sólida para tu bebé

¿Alguna experiencia que ya hayas tenido con los alimentos sólidos y tu bebé?

Bon apetite!